TESTIMONIOS
Make your own free website on Tripod.com



Para Mercedes Miranda


¿Hasta cuándo cree Ud. que podrá seguir hablando en nombre de Jesús para su propio beneficio? Su odio está muy bien confesado en el libro "El Poder del Amor".

¿Cree Ud. que Jesús, el maestro del amor, está feliz con el trabajo suyo realizado en estos 18 años en que ha sometido y manipulado al pueblo amado de Dios?

Jesús es amor, Dios es amor.

Sólo el mandamiento de Jesús dejado hace 2000 años de "amarnos los unos a los otros" hará el milagro de encontrarnos con el reino de Dios, ese hermoso reino que nace desde nosotros mismos.

Por algo Jesús dijo, adelantándose a su manipulación: "Queridos míos, no se fíen de cualquier inspiración. Examinen los espíritus para ver si vienen de Dios, porque muchos falsos profetas andan por el mundo."(1-Juan 4,1)

Ahora Ud. sabrá el precio que debe pagar a la humanidad por tanta crueldad, castrar a una persona psicológicamente es uno de los crímenes más astutos que existen hoy en el mundo y es Ud. el verdugo directo a ese dolor.

No se escude más en Jesús ni en su mandamiento de "amarnos los unos a los otros" para hacer de las suyas, no subestime la capacidad de amar e inteligencia de quienes fueron sus sirvientes, porque ahora, liberados de sus garras pueden servir con mucha más libertad al plan divino.

Recapacite si es que le es posible, y no se cuente más mentiras. Ya está al descubierto el odio que habita en su corazón escrito en su propio libro, y eso está muy lejos del amor de Jesús. Cualquiera de los operarios del amor que aún permanecen cegados por el temor, es más noble que Ud., porque su entrega es honesta y Ud. se aprovecha de ese amor y esa ingenuidad para llenar sus bolsillos con "la gallina de los huevos de oro". Si tuvo tiempo de revisar tantas veces el video con los programas de TV, ¿no se dio cuenta que nadie atacó a Jesús ni su mandamiento de "amarnos los unos a los otros", ni menos a los operarios del amor que tan sólo son sus víctimas? Sólo se le desenmascaró a Ud.!!

Ríndase, y haga cambio de giro a su negocio. Le quedaría mucho mejor escribir novelas de chismes para conventillos que enlodar el nombre de Jesús con esa extraordinaria capacidad de odiar que Ud. posee.

Una ex sirviente suya, pero fiel a Jesús.

Santiago de Chile, 10 de Marzo del 2000

[ Página Principal ]